Ingreso Familiar y Pobreza en Venezuela


Existen diversas formas de medir la pobreza ( ver metodologías de medición). La metodología de medición debe corresponderse con la política pública de la gestión. El gobierno hace especial énfasis en el uso de la "Línea de Pobreza", de modo que puede inferirse que su política pública está basada en el ingreso. A continuación se presentan los resultados por este método, que toma como base el ingreso familiar o del hogar (ver ficha técnica). El ingreso familiar resulta de la sumatoria de los ingresos de todas las personas que perciben alguna remuneración en un hogar. El ingreso percápita es el ingreso familiar entre el número de miembros del hogar. A partir de estos indicadores se puede medir la pobreza mediante el método de Línea de Pobreza, que indica la capacidad de la familia de adquirir la canasta básica y la canasta alimentaria (ver). El INE mide el valor de la canasta alimentaria, y la canasta básica incluye otros gastos además de la alimentación (estimada como el doble de la canasta alimentaria). Aquellos que pueden adquirir la canasta básica se consideran simplemente no pobres. Sin embargo, a fin de identificar estratos sociales por ingresos, se establecen niveles por percentiles.

Las cifras oficiales revelan un disminución significativa de la pobreza en Venezuela en los últimos años:


En el segundo semestre de 2003 se efectuó un estudio detallado de la pobreza, y se construyó un "termómetro" de la pobreza, midiendo la distancia de los ingresos con respecto a la canasta básica, para saber cuán pobres somos, y se tiene entonces lo siguiente:

Esta gráfica resulta alarmante, por cuanto revela que 2,9 millones de venezolanos percibían menos de la cuarta parte del costo de la canasta básica, y 4,9 millones perciben entre 1/4 y la mitad de la canasta. Estos son los 7,9 millones que se encuentran en pobreza extrema, y resulta ser muy pero muy extrema. Esta gráfica revela también la inequidad del ingreso en Venezuela.

Al cruzar la condición de pobreza con la categoría en la fuerza de trabajo se tiene:


Casos válidos: 18.783.656 - Casos perdidos: 6.841.728

En esta gráfica se aprecian 1.375.304 personas pobres en condición de desocupados, que por consiguiente, no tendrán en el corto plazo posibilidades reales de superar la situación de pobreza, hasta tanto no tengan un empleo o algún medio de sustento. Tómese en cuenta que estas personas forman parte de la población económicamente activa, de quienes dependen niños y otras personas en condición de inactividad, lo que permite suponer que su condición de desocupados afecta a sus dependientes. Si se evalúa el termómetro de la pobreza de los  pobres desempleados se tiene:

Se examinaron también las condiciones de vida de las personas pobres. De 5,8 millones de viviendas se tiene que 3,1 millones están ocupadas por personas en condición de pobreza (tómese en cuenta que la densidad habitacional es mayor en las familias pobres con 5,06 personas por vivienda mientras que las familias no pobres tienen 3,71 personas por vivienda) . Se evaluaron los servicios básicos (suministro de agua potable y servicio de cloacas) en estas viviendas y se observó que el 29% de las mismas carece al menos de uno de los servicios básicos, y el 9% carece de ambos servicios:

  con acueducto sin acueducto
con cloacas 1.919.854 37.026
sin cloacas 874.952 296.387

Estas condiciones significan además que están expuestos a enfermedades de origen hídrico.

Por estado la pobreza se distribuye del siguiente modo:

En porcentajes se tiene:

Estas gráficas revelan que el 60% de la población pobre de Venezuela se concentraba en apenas 6 entidades: Zulia,  Carabobo, Miranda, Lara, Aragua y Distrito Capital, en orden de frecuencia.


REGRESAR A LA PAGINA PRINCIPAL