Población de mayor vulnerabilidad a la exclusión

VINCULO RELACIONADO:

Ingreso Familiar y Pobreza en Venezuela

El fenómeno de la exclusión ha sido estudiado con suficiente profundidad por diversos autores. Estas líneas sólo pretenden dar una mirada a factores de riesgo que hace a algunos grupos de la sociedad venezolana más vulnerables a sufrir la exclusión. Entre los factores de vulnerabilidad se identifican particularmente tres de especial relevancia: pobreza, desocupación y nivel educativo. Al cruzar estas tres variables se destacan cuatro grupos de mayor vulnerabilidad: los trabajadores del comercio al menor, los obreros de la construcción, las señoras de servicio doméstico y los menores de edad trabajadores. El caso de los menores de edad es tratado en el sitio Menores de Edad Trabajadores.

Para el primer semestre de 2009 se tenía la siguiente estructura de la fuerza de trabajo (Encuesta de Hogares por Muestreo, INE):

  HASTA 14 AÑOS        
  8.339.300        
    P. ACTIVA Ocupados 11.800.349 92,1%
POBLACION   12.810.783 Desocupados 1.010.434 7,9%
TOTAL 15 AÑOS Y MAS 64,9% Cesantes 937.635  
28.065.501 19.726.201   Busca trabajo por 1ra vez 72.799  
    P. INACTIVA Estudiante 2.451.364  
    6.915.418 Oficios del Hogar 3.024.211  
    35,1% Otra situación 1.149.003  
      Incapacitado 290.840  

Al cruzar la población activa con la línea de pobreza se aprecia una incidencia de casi el 50% en la población desocupada (2009).

Por cuanto la línea de pobreza se construye con base en el ingreso, es lógico que ante la ausencia del mismo a causa de la desocupación, pueda esperarse mayor pobreza entre esta población. Estamos hablando de 1.360.614 personas, que son pobres y no tienen trabajo.

Al evaluar al nivel educativo de los desocupados, según su categoría de pobreza, se tiene:

Nivel Educativo Total No Pobres Pobres

% Pobreza

No Contesta             3.926           1.191             2.735 69,7%
No Sabe             1.151             270                881 76,5%
Menos de 5° grado o Sin Nivel         244.727         22.149         222.578 90,9%
6° grado aprobado         597.957         95.772         502.185 84,0%
9° grado aprobado         282.415         65.036         217.379 77,0%
Bachillerato aprobado         371.463       115.298         256.165 69,0%
Universitario no graduado         147.895         70.850           77.045 52,1%
Universitario graduado         180.591         98.945           81.646 45,2%
Total       1.830.125       469.511       1.360.614

En síntesis estos datos indican en primer lugar que cuanto más bajo el nivel educativo, mayor es la incidencia de la pobreza. Los datos muestran además que 728.379 personas no tienen trabajo, son pobres y tiene sexto grado o menos. Teniendo presente que el riesgo de pobreza es mayor por el solo hecho de estar desempleados, es también importante considerar que el valor del trabajo que son capaces de ofrecer es menor, y por lo tanto percibirían  igualmente bajos ingresos. En este caso, el nivel educativo no se presenta como una causa de pobreza sino como un rasgo característico de los grupos analizados. Se plantea algunas interrogantes: ¿Cómo resolver el problema de empleo de personas de escasa preparación?. ¿A qué tipo de trabajo se les puede incorporar?. ¿A qué tipo de actividad se dedican habitualmente estas personas?.

Al analizar la población desocupada por Rama de Actividad Económica según frecuencia se obtiene:

Rama de Actividad Económica Desocupados % % Ac
Comercio al por menor 339.987 16,9% 16,9%
Construcción. 282.650 14,0% 30,9%
Servicios   domésticos 159.652 7,9% 38,8%
Restaurantes, cafés y otros  establecimiento  de  expendios 84.370 4,2% 43,0%
Transporte   terrestre 84.224 4,2% 47,2%
Servicios  prestados  a   las empresas, excepto alquiler  de 70.503 3,5% 50,7%
Producción   agrícola  y pecuaria, explotación  agrícola 67.598 3,4% 54,1%
Instrucción  pública, colegios, universidades, etc. 61.641 3,1% 57,1%
Fabricación de productos  alimenticios. 55.840 2,8% 59,9%
Servicios personales   diversos, cementerios, funerarias. 54.929 2,7% 62,6%
Gobierno   regional, gobernaciones, consejos municipales. 50.843 2,5% 65,1%
Servicios de   diversión  y esparcimiento  n.e.o.g   clubes. 39.261 1,9% 67,1%
Fabricación de  productos  metálicos, excepto maquinarias  y 38.001 1,9% 69,0%
Servicios de  reparación  n.e.o.g.  Talleres   mecánicos. 37.605 1,9% 70,8%
Comercio   al  por  mayor 26.998 1,3% 72,2%
Servicios   médicos  odontológicos, otros  servicios de   san 23.853 1,2% 73,4%
Administración   pública  y defensa 21.569 1,1% 74,4%
Servicios agrícola y pecuaria, explotación  agrícola 17.719 0,9% 75,3%
Fabricación de  prendas de  vestir,  excepto   calzado 16.467 0,8% 76,1%
Establecimientos  financieros,   bancos 14.590 0,7% 76,9%

NOTA:  Sólo se listan las 20 actividades de mayor frecuencia, de un total de 78 actividades contabilizadas.

En esta tabla se destacan ya los tres primeros grupos vulnerables: los trabajadores del comercio al menor, los obreros de la construcción y las señoras de servicio doméstico. Estos tres grupos concentran al 38,8% de la fuerza de trabajo desocupada con un total de 782.289 personas. ¿Cuáles son las características de estos tres grupos?. Obsérvese primero el nivel educativo:

Nivel Educativo Construcción Comercio al por  menor Servicios domésticos
No Contesta 1.305 0,5% 0,5% 466 0,1% 0,1% 366 0,2% 0,2%
No Sabe 120 0,0% 0,5% 270 0,1% 0,2% 182 0,1% 0,3%
Menos de 5° grado o Sin Nivel 51.649 18,3% 18,8% 30.229 8,9% 9,1% 44.530 27,9% 28,2%
6° grado aprobado 119.742 42,4% 61,1% 100.268 29,5% 38,6% 77.347 48,4% 76,7%
9° grado aprobado 43.089 15,2% 76,4% 62.371 18,3% 56,9% 22.286 14,0% 90,6%
Bachillerato aprobado 38.482 13,6% 90,0% 82.162 24,2% 81,1% 12.327 7,7% 98,4%
Universitario no graduado 8.421 3,0% 93,0% 36.688 10,8% 91,9% 2.174 1,4% 99,7%
Universitario graduado 19.842 7,0% 100,0% 27.533 8,1% 100,0% 440 0,3% 100,0%
Total 282.650     339.987     159.652    

Para dimensionar el problema se establece una línea de corte en el sexto grado o menos (como señal de muy escasa preparación), y esto comprende el 61% de los desocupados de la construcción, el 76% de los servicios domésticos y el 38% del sector del comercio al por menor. En total son 426.474 personas, que constituyen el 21% del total de desocupados.

Se evalúa ahora la condición de pobreza y se tiene lo siguiente:

La gráfica revela 76% de pobreza en los desocupados de la construcción, 74% en el sector de comercio al por menor y 90% en el servicio doméstico. La pregunta final es, ¿qué posibilidades reales tienen estas personas de conseguir empleo en sus actividades habituales?. La respuesta a esta interrogante pasa por un intensivo plan de capacitación, para que dejen de ser obreros de la construcción, vendedores y personal de servicio doméstico, pues de continuar en esos grupos están condenados al desempleo y la pobreza, en otras palabras, a la exclusión.

REGRESAR A LA PAGINA PRINCIPAL